estrategia Archives – Enlaces Canada

canada-bridge.jpg

3 de diciembre de 2020by Enlaces Canadá1

El privilegio de haber obtenido una ciudadanía canadiense fue resultado de un plan, una estrategia, haber recibido los consejos correctos, estar en el momento oportuno, pagar el “precio” que en su momento tuve que invertir sin regatear (no me refiero solo a dinero) y especialmente haber roto la inercia, la pesadumbre, la sensación de ser el último en la fila y la incertidumbre que sumada al pesimismo suele acompañarnos en nuestros proyectos, por lo que son las vivencias y no las lecturas de internet recitadas como producto teórico las que motivan esta publicación. No ha sido un camino fácil, pero puedo decir con todas sus letras (en mayúscula inclusive) que es perfectamente posible.

Alfonso Parra ceremonia de ciudadanía Canadiense
El día que me hice ciudadano Canadiense

Gracias a al sistema de trabajo de Enlaces Canadá he atendido a cientos de personas y he logrado captar de muchos sus sueños y sus miedos, con lo cuál puedo concluir que a mayoría no despegan (aún cumpliendo con los requisitos) porque se enfocan en esto último.

Pero el caso que hoy quiero compartir es de aquellos que han tenido la suficiente lucidez y capacidad para iniciar un proceso migratorio, pero que luego de un tiempo, deciden abandonarlo. No es muy común, pero no deja de ser muy interesante y lo considero apropiado para quienes estan buscando vivir en Canadá.

Este tema va mucho más allá de lo contractual, es de energía, de esas cosas que te nutren o te drenan espiritualmente. Cada persona que está a tu alrededor, que comparte contigo un trayecto de la vida, formará parte de tus realizaciones o fracasos, aunque esto último sea relativo, pues por mucho que uno tenga poder para compartir una visión o un punto de vista con otro, es finalmente la decisión del individuo la que termina llevándolo a su destino.

No es solo el idioma, es la actitud, la preparación emocional

Caso 1: Desde el inicio, le he sugerido a la gente que no es solamente estar preparado económicamente o cumpliendo las competencias en inglés o francés, buena parte del resultado se debe a nuestra actitud.

Uno de mis clientes favoritos era una familia de Medellín, donde la aplicante principal tiene una altísima calificación en los dos idiomas, 100% de la  experiencia requerida, una muy buena calificación académica que incluía estudios en USA, sobre sus 35 años de edad y una profesión de alta demanda en Canadá. Como ven un expediente perfecto. Sin embargo, tanto por aspectos funcionales en la administración migratoria en Quebec, como este asunto de la crisis del coronavirus, implicó demoras más allá de los esperado y un domingo en la tarde me llamaron y con una actitud muy negativa  me señalaron  que ya no creían en Canadá y que era su decisión dejar el proceso. Ellos mismos entraron a su expediente y lo cancelaron.

Tristemente comprobé que nuestro carácter, creencias y motivaciones son tan fuertes como el cumplimiento de otros factores que requiere Canadá para emigrar.

Creencias y estrategia

Caso 2: Una maravillosa familia Mexicana, habían recibido con ilusión y mucho optimismo este proyecto. Han venido varias veces a esta tierra y hemos tenido el enorme placer de compartir momentos muy agradables. Como muchas personas, ya no se veían viviendo en su país, cansados de la inseguridad, desigualdad, los políticos, la corrupción y por eso se enfocaron en dar a su hija una mejor oportunidad.

Un día me dijeron que con la actual situación laboral les habían recortado casi a la mitad los ingresos mientras las funciones las duplicaron, por lo que uel tiempo disponible para perfeccionar el idioma requerido eran casi nulos, por lo que su decisión era abandonar el proceso ya que además, creían que ya no tenían oportunidad de cumplir el sistema de puntos.

Creo que llega un punto de agotamiento y estrés que llevan a algunas personas a abandonar. Como les comparto, la decisión que tomaron es basada en una una perspectiva personal, pero la estrategia trazada sigue vigente aunque requiera dedicación y disciplina.

Rápido y con el mínimo esfuerzo

Caso 3: En esta oportunidad con una familia ecuatoriana iniciamos el proceso luego de mucho análisis y un concienzudo escrutinio de las posibilidades. Estuvimos trabajando de manera asertiva hasta que el estrés de este 2020 debilitó su plan, pues ahora encuentran muy complejo alcanzar el requisito del idioma con sus condiciones laborales actuales.

Durante estos meses recientes su urgencia de salir de su país se acentúo y sin solicitar consejo legal, vendieron su propiedad y bajo el criterio de un bien intencionado amigo, eligieron dejar de lado el plan de ingresar al país como trabajador calificado e irse como estudiantes. Todo parecía perfecto, salvo por un detalle: cuando Canadá evalúa otorgar una visa como estudiante, uno de los aspectos en que enfoca su atención, son los vínculos que atan al solicitante a su país de origen y es muy probale que al darse cuenta que han vendido una de las fuentes de arraigo mas marcadas en nuestra sociedad que es la vivienda, lo más probable es que la visa sea negada.

¿Qué hace que una persona haya invertido tanto para obtener acompañamiento legal, termine cambiando todo por seguir el consejo de un amigo? Esta historia no ha terminado, pero solo espero que tenga el mejor de los desenlace.

No tengo tiempo, así que mejor de otra forma…

Caso 4: Como lo he mencionado anteriormente, el idioma suele ser el mayor desafío para que los latinoamericanos concreten un plan migratorio, por esto intento ser muy preciso desde los primeros acercamientos señalando, que si bien es cierto es perfectamente factible, no es trivial este requisito. En los procesos de Quebec (a diferencia de los procesos federales) tenemos la gran ventaja que podemos iniciarlos y simultáneamente vamos incrementando nuestras habilidades hasta obtener, en un tiempo razonable, la calificación mínima requerida.

Cierro con una familia que reside en Bogotá, Colombia compuesta por un amigo muy cercano, su pareja y una bebita. Ellos Iniciaron este proceso luego de haberlo pensado más de un año. Al evaluar su caso el consultor encontró la manera mas factible para que ellos obtuvieran residencia permanente en Canadá a través del programa de trabajador calificado en la provincia de Quebec.

Luego de unos meses, al enfrentarse a las obligaciones adquiridas en este proceso, me manifestaron que «no tienen tiempo» para ello, que prefieren buscar otra forma de hacerlo basado solo en sus potencialidades. Al hacerlo, pudimos ratificar que su mejor opción era la seleccionaa inicialmente (Al hacer una evaluación preliminar, el Sr. Edwin Martínez pone todo su conocimiento, experiencia y el respaldo su licencia que lo acredita como Consultor Reglamentado en Ley de Inmigración Canadiense – CRIC.)

De esta forma mi gran amigo se enfrenta a cumplir los requisitos exigidos por el gobierno canadiense o a abandonar el proceso.

Conclusión

  1. El esfuerzo que requiere obtener legalmente una residencia permanente en Canadá es por un corto período de tiempo pero a cambio, los privilegios a los que accederán compensará con creces lo invertido.
  2. Canadá no les va a llamar para motivarlos y que reconsideren la decisión de no continuar  con su proceso. No es arrogancia o malos modales, es simplemente que saben que hay  millones más que eligien cumplir los criterios exigidos antes que intentar imponer los propios.
  3. Si la disciplina y rigurosidad necesaria para obtener una visa canadiense cambiara, es muy probable que el flujo migratoriono no fuera el actual y las enormes ventajas de vivier en esta tierra tampoco existieran, ya que estaríamos ante otro país con las mismas situaciones por las que pasa el que queremos dejar atrás. Cualquiera que pueda adaptarse a esto, tiene la posibilidad de ser acogido en esta maravillosa nación.
  4. En situaciones extremas como las que vivimos este 2020, dejarse llevar por las emociones resulta ser un muy mal negocio. Todo esto esta diseñado para que tu optimismo y fortaleza se pierda y con ello tus ganas de luchar por tus sueños.
  5. Hoy en día está más vigente que nunca esta opinión de la que hice un vídeo hace algún tiempo.

Bonus

Mi hijo menor (17) tiene una especial habilidad para el fútbol y hoy buca una beca para estudiar su carrera favorita gracias a estos dones. Hace poco mas de un mes mi segundo hijo con 19 años compró con sus propios recursos su primer auto. Tardó mas de dos meses cazando una oportunidad porque quería justamente ese modelo y marca y hasta el color. Ayer mi hijo mayor (20) me llamó emocionado porque la Universidad de Guelph, donde estudia economía, le dio de nuevo una beca por su resultado sobresaliente. A parte de estar emocionado por  las capacidades y logros de mis hijos, siento que hubiera sido muy poco probable que estas cosas, que NO necesariamente se compran con dinero,  hubieran pasado si me hubiera enfocado en las voces que me decían que era muy dificil emigrar a Canadá.

¿A quién prefieres creerle, a tu visión acompañada de un consejo responsable o las voces comunes bien intencionadas de quienes te rodean?

Espero tus comentarios.


INMIGRACION

Enlaces Canadá

Logramos su sueño de vivir legalmente en Canadá.
+ 1 647 892 2272

www.enlacescanada.com

[email protected]

MANTENGASE EN CONTACTO

Siga Nuestra Actividad

En nuestras redes sociales usted se entera de inmediato de noticias y eventos sobre Canadá